Queridas familias, queridos niños y niñas.

¡Qué importante es el momento en el que nos encontramos! 
La sensación de cruzar la línea de meta es indescriptible, aunque hayamos hecho muchas carreras a lo largo de nuestra vida. 
Os adjuntamos el último Plan de Trabajo del curso académico 2019/20.

​Un año que acaba, sin duda, de un modo especial para todos. Especial porque Escuela  y Familia, juntas, hemos definido mucho más nuestra misión compartida; hemos participado y colaborado como dos ecosistemas básicos en los que se desenvuelven vuestros hijos y nuestros alumnos; y en los que hemos construido, remando juntos, una bonita urdimbre educativa.

Muchísimas gracias, familias, a todas y cada una, por vuestra ayuda, por el ritmo y la evolución propia que habéis compartido con nosotras en todo este año académico y, en especial, en estos tiempos de confinamiento.
Gracias por dejarnos entrar en la intimidad de vuestros hogares y por crear sintonía con nosotras, contagiándonos con vuestra alegría, vuestra constancia y vuestra esperanza.

Feliz semana. Muchísimas gracias, de corazón, por echar raíces y volar con nosotras, porque, como dijo don Juan Ramón Jiménez, premio Nobel de Literatura:

“Raíces y alas,
pero que las alas arraiguen
y las raíces vuelen”.

Un abrazo enorme de vuestro Equipo Docente.